Ye gado, yera ga sen, proverbio bariba que significa: lo bueno es costoso

La noche comenzó movidita, hasta tal punto en que los tapones de los oídos tuvieron que hacer su función. La chapa que cubre el tejado es un fantástico altavoz para el torrencial de lluvia caído durante toda la larga noche.

El día amanece con restos del aguacero nocturno y las mujeres de la casa hacen la colada a lo lejos, aprovechando al máximo el tiempo antes de que el cielo vuelva a querer hacer de las suyas.

Después de un fantástico desayuno con pan y aguacate nos ponemos manos a la obra para organizar todo el material traído desde España: equipaciones de fútbol y balones de Villarrobledo a través de Ana; material escolar de Nuria y Ana; abalorios de Nuria y de la madre de Conchi (mi madre) y el juego para aprender matemáticas: Numicon, cedido por Oxford a Kike para Fundación KOKARI.

Tras la faena organizativa, descubrimos uno de los más increíbles regalos de esta aventura: la infancia. Seres diminutos comienzan a salir de todas partes con sed de juego y risas. No importa el idioma. No importa el color de la piel. El contacto visual reclamando juego es suficiente para comenzar a inventar claves de comunicación impregnadas de risas y palabras sueltas inventadas. Palabras en Bariba, palabras en español, todas entremezcladas proporcionan un aprendizaje mutuo transportándonos a la infancia en la que se adquiere el idioma.

Echamos la mañana entre juegos de balón, de música, de cartas, de comba y de palmas. Increíbles los ojos atentos a cada pizca de aprendizaje, descubriendo inteligencias en tan solo dos años de vida con nombre de “Bilal”.

Y mientras jugamos, la mamá da a “Latifa”, de tan solo 5 años, dinero para hacer un “mandado” y ella, casi sin despegar los ojos del juego, se escurre por la puerta del patio para volver en pocos minutos con su bote lleno de cualquier ingrediente mágico para la comida.

Comida preparada con un amor exquisito por “Ana”, la matriarca de la familia: espagueti con carne de buey y una rica ensalada.

La tarde se ha tornado en escuela para “los blanquitos”. Pedro Luis, con una súper pizarra hecha en la misma pared, nos ha introducido en el mundo del Bariba, aprendiendo lo justito para poder intercambiar algo más que miradas entre las gentes que tan bien nos están acogiendo. Profesor excelente, alumnos….. ya se irá viendo!

Se acerca la noche y, antes de cenar, aprovechamos para visitar a “Teofilo”, patriarca de la familia y gran trabajador en la Fundación KOKARI. A través de la traducción de Pedro Luís, recibimos palabras que jamás imaginábamos: “Gracias por querer venir a Africa; gracias por querer conocer nuestra cultura, por tener un corazón tan grande… Africa tiene el mal de la ignorancia. Gracias por traer métodos matemáticos y material para querer que los niños de aquí aprendan y quieran ser más”… son algunas de las palabras que nos han explotado y nos han encogido un poquito el alma. Un buen hombre, un gran hombre que desde hace dos semanas deja curar su rotura de peroné “al natural”, con el dolor y la paciencia que ello conlleva, y por lo que solo nos podrá acompañar en esta aventura desde su habitación.

Y tras la cena, en la que hemos cazado varías hormigas voladoras del tamaño de libélulas, nos despedimos, no sin antes echar unas cuantas risas más, porque este quinteto ya va cuajando y encajando de tal manera que cada minuto promete un poco más.

Buenas noches! Como dicen por aquí “que sueñes con el agua” y se responde “que non sueñes con el fuego.

4 comentarios

  1. Buenos días, ya vemos que os esta llenando la nueva aventura y aprendiendo la cultura y la forma de interaccionar con mayores y pequeños, aprvechad el tiempo que este pasa rápido. Siento la noche sin dormir a consecuencia de la lluvia, otra experiencia más, cuidados y disfrutar que os estais enriqueciendo, muchos besos.

  2. De verdad, qué labor tan bonita hacéis, los que os conocemos sabemos que tenéis un corazón enorme!!! Ojalá existiera más gente como vosotros, por que el mundo sería un lugar extraordinario!!! Disfrutar de todo lo que os enseñarán allí, que seguro no es poco!! Un abrazo enorme!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *